Kinesiología Holística

  • Kinesiología Holística
    Kinesiología Holística

¿QUÉ ES LA KINESIOLOGÍA?

KINESIOLÓGIA: La palabra índica el estudio de la fisiología del movimiento. Durante años fue utilizada solo para testar el estado y el movimiento de los músculos.

KINESIOLOGÍA HOLÍSTICA: En referencia a la kinesiología holística, debemos decir que la palabra “HOLOS” viene del griego y que significa TODO.

Es decir, el organismo parece ser la suma de sus partes, pero es mucho más que todo eso. La terapia debe estar basada en la integración de las partes. Esta visión HOLÍSTICA  está basada en un concepto integral, que ve al organismo como una unidad de cuerpo, alma y espíritu.

En otros países la KH también se llama PHYSIOENERGETIK  que aúna los conceptos de Physio ( naturaleza) y energetik ( ciencia de la energía)

Basado en esta visión holística, la Kinesiología holística trabaja con mecanismos bioquímicos, estructurales, vasculares, linfáticos, nerviosos y emocionales, tanto en el diagnóstico como en el tratamiento.

Los métodos de test son por un lado los diferentes test musculares según Dr. Goodheart y el Arm Reflex o AR según Van Assche, ambos sistemas de Biofeed-back del cuerpo.

El tratamiento del cuerpo energético no es nada nuevo, durante milenios la sabiduría oriental  explicaba que cada función de un órgano (pulmón, corazón etc.) tiene una energía básica, una información y una frecuencia específica.

Sabemos que con determinados impulsos eléctricos, nuestro cuerpo puede transmitir determinado tipo de información. Los métodos más conocidos de diagnóstico de determinados impulsos eléctricos son el ECG y EEG. Aparte de estos métodos convencionales, se desarrollaron otros métodos, dentro del campo electromagnético, como por ej. la fotografía Kirlian , la segmentografia, termografías etc. Estos campos energéticos controlan diversas funciones, psíquicas, físicas, emocionales etc.

Si el hombre está sano, los diversos sistemas del cuerpo reciben la correcta información gracias a una buena circulación energética.

Por otro lado si nuestro cuerpo está bajo stress, esto provocará una mala  circulación de la energía. Es cierto que cuando estamos bajo stress diversos sistemas se bloquean… de la misma manera que cuando sobrecargamos un circuito eléctrico, saltan los fusibles.

A través de test musculares, podemos detectar los desequilibrios energéticos que se encuentran en el cuerpo y los resultados indicaran si el problema está en el campo estructural, químico, psíquico o electromagnético.

El exceso de energía puede producir dolor, y un defecto de energía, producirá tarde o temprano un trastorno profundo. A través de la Kinesiología podemos percatarnos de problemas antes de que desarrollen síntomas.

Se suele considerar que un órgano está enfermo, pero en realidad la KINESIOLOGÍA HOLÍSTICA demuestra que lo que sucede es que en toda la persona  hay desequilibrios que afectan a dicho órgano, como puede ser lo mental o emocional, lo físico,  los canales energéticos, la química etc. La kinesiología holística actúa sobre el “cuerpo holístico”, buscando la causa del desequilibrio.

Es decir, rara vez un sistema reacciona solo, sino que la mayor parte de las veces un sistema influye sobre otros. El stress físico altera nuestra bioquímica…. El stress bioquímico puede acumular toxinas lentamente que serán causa de problemas físicos y psíquicos. Los problemas psíquicos pueden también ocasionar enfermedades y dolores, por tanto no sería correcto tratar solo un campo sin considerar a los demás.

Con ayuda de este método diagnóstico ” la Kinesiología holística” podemos detectar las inter-relaciones de los diversos sistemas.

Por ejemplo un músculo débil  ocasiona una hipertonía del antagonista, que ocasionará una alteración postural de la articulación. Esto mismo puede tener muchas consecuencias. Es decir un músculo débil  en si mismo funciona como un signo de alarma que sirve para el diagnóstico y la terapia para la profilaxis de un problema mayor.

La idea de la KH lleva más a permitirle al cuerpo de activar sus propias fuerzas de auto-curación. Por. ej. si corregimos los desequilibrios musculares de una columna podemos a veces resolver un problema de la vertebra.

HISTORIA :

En el libro “Nei Jing”  400 años ac. Aparece el concepto que el hombre es una unidad conectada con el cosmos.

Para el pensamiento chino  la circulación del Qi ( energía vital ) es la base de la salud.

Tenemos los mismos conceptos de nuevo en el Yoga donde la circulación del Prana ( fuerza vital )  es lo que mantiene la salud.

Desde entonces la medicina occidental ha intentado aunar conceptos de la medicina china y oriental  con la metodología científica occidental, estableciendo modelos de Biofeed-back :

Kinesiología aplicada según Dr. Goodheart (AK)

Auriculomedicina según Dr. Nogier (AM)

Electroacupuntura  según Voll  (EAV)

Haciendo historia, a partir del año 65 , el Dr. Goodheart, basándose en la obra, “Músculos y Funciones” de los autores F.P. Kendall y    E. Kendall, descubrió los principios de la kinesiología aplicada, desarrollando un método para poder evaluar la función muscular.

El Dr. Goodheart, observó que masajeando el origen y la inserción de un músculo donde había encontrado unos nódulos pequeños, el músculo que siempre había estado débil se ponía fuerte (tomaba tono).

Vio que en la literatura solo se hablaba de músculos contracturados y que el tratamiento de estas contracturas a menudo no traía ninguna mejoría, en cambio la tonificación del músculo débil ( antagonista ) llevaba a la relajación del músculo contracturado.

Posteriormente descubrió, que había una relación entre el músculo débil que testaba manualmente, con ciertas patologías y su órgano correspondiente, ya que la mayoría de los músculos tienen una unión con el nervio que controla un órgano.

Estos tests le permitían obtener una información correcta de los desequilibrios en el cuerpo físico y energético. El Dr., Goodheart la llamó Kinesiología Aplicada.

De la misma forma relacionó los conceptos orientales de la fuerza vital, llamada “QI”, descubriendo las relaciones energéticas entre un músculo, un meridiano de acupuntura y un órgano, los cuales están integrados en un circuito funcional. También incluyó los descubrimientos del osteópata Chapman acerca de los puntos neurolinfáticos y los puntos neurovasculares descubiertos por el quiropráctico Bennet.

NOGIER

padre de la auriculomedicina, descubre la oreja como sistema de representación de la totalidad del cuerpo, y como sistema reflejo (reflexoterapias) . Para el tratamiento de diversas patologías, usa un sistema diagnóstico que es el VAS ( sistema vascular autónomo) llamado también (RAC) auriculo-cardial réflex. Se trata de detectar alteraciones del pulso al provocar determinados estímulos ( luminosos, filtros ,etc )

VOLL : Determinó la resistencia eléctrica de la piel  en  los puntos de acupuntura.

Estas mediciones nos dan una idea de la funcionalidad del meridiano, y de los órganos y sistemas relacionados con ellos. Hizo relaciones entre diversos sistemas y estableció las bases para la relaciones dentales ( ej . Riñon—vejiga—senos nasales –dientes incisivos ) KINESIOLOGIA HOLISTICA :

En el año 1980, al fisioterapeuta, osteópata y kinesiólogo belga Raphael Van Assche, descubrió “La Kinesiología Holística con el ARM REFLEX (AR).

Este año trabajaba en España y le llegó a la consulta una paciente amiga suya con un dolor lumbar. La forma de trabajar en osteopatía cuando hay una lesión de espalda es estirar los brazos del paciente estando éste tumbado boca arriba, con los dos brazos por encima de la cabeza en la prolongación del cuerpo, y con las palmas de las manos enfrentadas, con la intención de observar el acortamiento del Psoas, músculo implicado en la mayoría de estas disfunciones.

Si al estirar ambas manos de forma fuerte y mantenida, observamos un brazo más corto que el otro es que el Psoas de aquel lado está hipertónico y contraído, con la consiguiente adaptación de alguna vértebra.

Mientras Raphael Van Assche le hacía la prueba la paciente empezó a hablar de su familia y a relatar el proceso que le había llevado a aquel estado, que no era otro que la relación problemática con un pariente suyo: explicaba que un día estando cortando flores en el jardín agachada recordaba la relación, sonó el teléfono y su marido la llamó diciéndole que aquel pariente la estaba llamando. Al incorporarse rápidamente, para acudir al teléfono, apareció un bloqueo en las lumbares y notó un intenso dolor en la zona.

Lo novedoso de la situación fue que durante todo el relato Raphael Van Assche le tiraba “suavemente” de los brazos y observó que había momentos en que se acortaba un brazo, que era cuando hablaba de la emoción relacionada con su pariente, mientras que en otros momentos los brazos se igualaban, que correspondían a una liberación de la tensión emocional. Al cabo de un rato de hablar sobre el tema los brazos permanecieron equilibrados. Los dolores y la disfunción habían remitido.

Analizando el hecho, Raphael Van Assche dedujo que había tanta emoción en esta persona y los Psoas estaban ya tan contraídos, que la llamada telefónica fue la última gota que hizo rebosar el vaso. Fue el último estrés que no pudo aguantar.

El resultado era que en el momento que había acortamiento de un brazo, había también un cambio de tono en toda una cadena muscular anterior y posterior, producido por una emoción.

Aquí fue cuando se dio cuenta del gran descubrimiento, mientras Goodheart y la Kinesiología Aplicada trabajan con el tono muscular, la kinesiología de Van Assche o Kinesiología Holística trabaja con los cambios de tono de las cadenas musculares anteriores y posteriores.

Mientras los test realizados con músculos sueltos o por parejas trabajan sobre músculos fásicos, el reflejo de los brazos o ARM REFLEX (AR), como le llamó entonces su descubridor, trabaja sobre las cadenas y músculos no fásicos.

Con el AR entran en juego las caderas musculares anteriores y posteriores completas, incluyendo los músculos que mantienen la postura, que trabajan 24 horas al día, y que es donde vamos a guardar la información tanto si estamos relajados, durmiendo, o en acción. El AR es una respuesta de la energía estática, del esquema corporal, que es donde está la información de todo lo ocurrido.

Por otra parte, con el AR tenemos el reflejo completo de la cadena izquierda con la derecha, hasta entonces no estudiado y que se tiene poco en cuenta. Imagínense si nuestro pie izquierdo no tuviera conciencia de lo que le ocurre al derecho, no podríamos andar. La respuesta está pues en la integración de las dos cadenas musculares.

Con el AR conseguimos todo el trabajo de la musculatura de la espalda y el resto del cuerpo, al trabajar con todas las cadenas musculares. Con lo que trabajamos con la mayor información posible.

Nuestro cuerpo tiene información de todo lo que nos ha ocurrido durante nuestra vida, y por ello, con Kinesiología Holística, si sabemos hacer correctamente una serie de preguntas el cuerpo nos contesta exactamente sobre ellas.

Cuando se produce un AR tenemos la respuesta de la integración de todas las cadenas. Ambas cadenas musculares anteriores y posteriores reciben una señal diferente, por una orden de una zona del cerebro, evidenciándose con una diferencia de tono en ambas, con la producción de un aparente acortamiento de los brazos. Con ello había pues nacido la Kinesiología Holística.

                                   Este test al usar unos propioceptores distintos como fuente de información, nos permite que la terapia tenga un alcance más profundo, dando la posibilidad de la utilización de técnicas kinesiológicas muy precisas, donde la síntesis de la tradición oriental y la medicina moderna, resulta ser un método de curación muy eficaz, donde el resultado es controlable de inmediato con el AR.

Con la kinesiología holística  sabremos aplicar aquellas terapias que tratan la globalidad de la persona frente a la particular y sobre todo respetando la prioridad del mismo.

En resumen, podemos decir que, la kinesiología holística, es un método de neurología estructural, con la que podemos saber y aplicar  la técnica necesaria para reequilibrar los desequilibrios de la información en los meridianos de acupuntura, las lesiones articulares en general incluida las de la columna vertebral, equilibrar los chacras, reemplazar las deficiencias nutricionales, combatir el estrés, regular una emoción y un largo etc.   .

¿POR QUÉ RESPONDE EL CUERPO? ¿COMO FUNCIONA LA KINESIOLOGÍA?

 La naturaleza se sirve de vibraciones electromagnéticas para transmitir e intercambiar informaciones.

Todos los procesos vitales del cuerpo humano se encuentran en un permanente intercambio entre orden y desorden, o sea, vibran, y son estas vibraciones electromagnéticas emitidas las que podemos captar con la Kinesiología, para obtener la información de lo que le pasa a cualquier órgano, función, meridiano, emoción o estructura del cuerpo.

 Desde 1974 se conoce que los mecanismos enzimáticos están gobernados por ondas electromagnéticas con una frecuencia y longitud de onda bien definidas. Esta frecuencia y longitud de onda es lo que permite diferenciar las vibraciones electromagnéticas emitidas por los fenómenos fisiológicos, de las vibraciones electromagnéticas emitidas por los fenómenos patológicos.

Las vibraciones fisiológicas son las que sostienen la vida, expresan el lenguaje intercelular, que permite el correcto lenguaje entre los distintos tejidos y órganos que componen el cuerpo humano.

Las vibraciones patológicas son anormales y corresponden a las células que no reaccionan ni funcionan correctamente y emiten vibraciones electromagnéticas perturbantes.

Al igual que cualquier producto terapéutico emite vibraciones electromagnéticas fisiológicas, podemos utilizarlas para ver si equilibran la energía vibratoria patológica emitida por un órgano, su función, meridiano, emoción o estructura desequilibrada.

También disponemos, producto de la investigación, de testigos o filtros de órganos, funciones, meridianos, emociones o estructuras, constituidos por productos homeopáticos, cuyas vibraciones electromagnéticas permiten a la Kinesiología saber cómo está el órgano, función, meridiano, emoción o estructura correspondiente.

La mayoría de los planteamientos ortodoxos de la curación, como el farmacológico y el quirúrgico, se fundan en el modelo newtoniano, que considera al cuerpo humano como una máquina compleja.

La medicina vibracional es un enfoque de la curación basado en el concepto einsteiniano de la materia como energía y del ser humano como una serie de campos energéticos distintos en equilibrio dinámico.

Las personas tenemos un campo electromagnético general suma de los distintos campos energéticos de que se compone el cuerpo humano, pero cada órgano, tejido e incluso cada célula tiene un campo electromagnético concreto y la reacción frente a estos campos electromagnéticos del campo electromagnético de cada testigo o filtro (remedio, órgano, etc.) nos indicará lo que ocurre y la conveniencia de tomar o dejar de tomar aquél remedio o producto terapéutico.

El enfoque einsteiniano de la medicina vibracional considera al ser humano como un organismo multidimensional constituido de sistemas físico/celulares en interacción dinámica con unos campos de energía complejos que funcionan como reguladores.

La medicina vibracional intenta curar las enfermedades manipulando estos campos de energías sutiles, por el procedimiento de aportar energía al cuerpo, en vez de manipular sus células y sus órganos con productos químicos o con cirugía.

El diagnóstico vibracional, con kinesiología o biomediciones, suele ser el único que puede identificar la influencia de los distintos factores estresantes sutiles sobre la salud humana e indicar una terapia conveniente.

 Hay muchos tipos de estrés insidioso que representan verdaderos peligros para la salud de las personas, entre ellos el psicológico, el alimentario, el cronobiológico (alteración de los ritmos de sueño y vigilia), el medioambiental (productos químicos, fármacos, drogas, contaminantes, alergias, intoxicaciones), el bacteriano, vírico, parasitario y fúngico, el electromagnético, el geopático e incluso el de las influencias psíquicas hostiles.

 Un suplemento de nutrientes junto con una dieta vitalizante y depurativa, técnicas de relajación y de reducción del estrés y evitar los lugares geopáticos o los campos  electromagnéticos, son una vía sencilla y eficaz para resolver el estrés emocional y biológico de la vida diaria.

Cuando enferma un órgano o la enfermedad es inminente, el par de meridianos que alimentan de energía ese órgano presentan un desequilibrio energético que puede medirse. Estos desequilibrios patológicos de los principales órganos del cuerpo pueden determinarse mediante sistemas de diagnóstico tales como la kinesiología o las biomediciones

 Los desequilibrios detectados por el sistema Voll o similares como Mora, Vega y otros, en los puntos de acupuntura concretos de un meridiano pueden reflejar desarreglos a diferentes niveles del sistema orgánico alimentado por dicho meridiano.

Estos aparatos también sirven para diagnosticar las causas específicas de las dolencias o para seleccionar remedios específicos según el paciente. El mecanismo energético que explica esta aplicación del sistema de biomediciones guarda relación con un fenómeno vibracional conocido como reacción de resonancia en los puntos de acupuntura. Cuando se posiciona en el circuito eléctrico del aparato el agente causal de la enfermedad o el remedio vibracional adecuado, tal reacción produce una desviación en el instrumento medidor del aparato.

Lo mismo ocurre con kinesiología, pues cuando se posiciona en el campo electromagnético del paciente el agente causal de la enfermedad o un remedio vibracional adecuado, inmediatamente hay un cambio en el músculo fuerte indicador (kinesiología aplicada) o en el AR (kinesiología holística).

Cuando utilizamos un testigo o filtro de un órgano o de una enfermedad, se produce un AR o se debilita un músculo fuerte indicador, porque la frecuencia del testigo o filtro actúa sobre el campo electromagnético del paciente como un factor estresante.

Cuando testamos si un remedio es adecuado para un paciente, para un desequilibrio o enfermedad concreta, hay un cambio en la respuesta de un músculo fuerte indicador o en el AR, si la frecuencia vibracional del remedio equilibra adecuadamente la carencia vibracional que la enfermedad o desequilibrio produce en el paciente.

Tal remedio tiene la frecuencia curativa apropiada y necesaria para el equilibrio energético del campo electromagnético del paciente.

La kinesiología y los sistemas de Electroacupuntura son útiles para comparar las frecuencias sutiles de las diferentes esencias vibracionales (remedios homeopáticos, esencias florales, elixires de gemas) con estados específicos de enfermedad y desequilibrio energético.

En un futuro próximo mediante la investigación y la convalidación experimental con kinesiología y con estos aparatos de biomedición se establecerá la aceptación general de las esencias florales y demás terapias que utilizan remedios vibracionales, en tanto que modalidades terapéuticas aceptadas por la medicina alopática.

En homeopatía se utilizan cantidades minúsculas de sustancias medicinales para inducir cambios fisiológicos terapéuticos mediante interacciones en los campos de energía sutil.

 En los remedios homeopáticos, la signatura energética de la sustancia medicinal se transfiere a un disolvente, como puede ser el agua, y de ésta a una píldora de excipiente inerte, como la lactosa. Los efectos benéficos curativos no son producidos por las propiedades moleculares de la sustancia sino por su signatura vibracional.

 En homeopatía, a más alta dilución, o lo que es lo mismo, a más baja concentración molecular de un remedio, mayor es su potencia. Ello contradice de plano el modelo farmacocinética, según el cual la potencia aumenta con la concentración molecular.

 En homeopatía se elige el remedio con arreglo a su capacidad para estimular y reequilibrar el cuerpo físico suministrándole una frecuencia específica de energía sutil. Si la frecuencia del remedio corresponde a la del estado patológico del paciente, se producirá una transferencia de energía resonante que podrá ser asimilada por el sistema bioenergético del paciente, permitiéndole eliminar las toxinas acumuladas en su cuerpo, desprenderse de la energía geopática retenida, equilibrar las emociones y recuperar un nuevo equilibrio corporal, que conllevará a un nuevo estado de salud.